sábado, 29 de junio de 2013

COMENTARIO EXHAUSTIVO DE TODA LA BIBLIA PROF. J.A.GALVA

DICCIONARIO BIBLICO J.A.GALVA
Editorial Perspectiva Cristiana ® 2013.
Ninguna parte de este diccionario puede reproducido total o parcialmente sin permiso de los editores exceptuando citas breves.

Ángeles: I Seres reales, sobrenaturales, creados por Dios.  No siendo seres físicos resulta irrelevante hablar de su apariencia, ellos pueden sin embargo materializarse según las circunstancias y tomar forma humana a fin de camuflarse para llevar a cabo eficazmente sus misiones. (Heb. 13:2; Gn. 18:2 y ss) han sido designados como ministros a favor de los seres humanos (Heb. 1:14). En la Biblia solo dos de ellos son nombrados, estos son Miguel (Dn. 10:13; Jds. 1:9; Apoc. 12:7) y Gabriel (Dn. 8:6; Lc. 1:19). La cantidad de ángeles parece ser descomunal, se cuentan por millones de millones (Apoc. 5:11)  La Biblia no especifica cuando fueron creados, pero al menos la aparición de Satanás en el huerto del Edén implica que aún antes del hombre éste ya existía. Igualmente la cita de (Job 38:4), sugiere que los ángeles ya habían sido creados en el ámbito celestial cuando Dios generaba el episodio de la creación de la tierra. Diferente de los hombres los ángeles y los seres celestiales de todos los órdenes no han sido dotados con la capacidad de reproducirse. Al menos esto está confirmado respecto del orden angélico (Mr. 12:25; Mt. 22:30). Y de las demás criaturas celestiales, se infiere. Por tal razón los ángeles y las demás criaturas celestiales son únicos e individuales. No hay dos iguales ni hay parentesco en términos de familiaridad o descendencia. En este sentido no hay II Los ángeles son, diferentes de los hombres creados carentes de las lastimeras limitaciones del hombre terrenal y ahora caído. No son dependientes de alimentos, ni están restringidos por el espacio, no experimentan las complejas interacciones inherentes a la dependencia de una mente relativa en casi todo sentido ni precisan un largo proceso de aprendizaje por ensayo y error para alcanzar la madurez. III Los ángeles han sido dotados de grande y extraordinario poder, (Sal. 103:20), pero igual que los hombres y todas las criaturas hechas, son susceptibles de error (Job. 4:18). Los ángeles están organizados en órdenes aparentemente y jerarquizados tal vez  por dignidades, la siguiente lista no pretende ser exhaustiva:
solidaridad en la “raza angélica” cuando un ángel peca, es asunto de ese ángel en particular. Diferente del hombre que por así decirlo ha sido dotado de la cualidad “cuasi divina” de repetirse, en el acto de la reproducción sexual, por lo cual si existe solidaridad de raza en el género humano.
·          Ángeles                        (Gn. 16:7; 22:11; Lc. 1:11)
·          Arcángeles                   (Jud. 9).
·          Querubines                   (Ez. 9:3; 10:4; 10:18)
·          Serafines                       (Is. 6:6; 6:12)
·          Dominios                     (Col. 1:16; 2:10; Ef. 1:21)
·          Principados                  (Col. 1:16; Ef. 1:21)
·          Potestades                    (Col. 1:16; Ef. 1:21)
·          Gobernadores                (Col. 1:16; Ef. 1:21; Ef. 6:14 )
·          Ancianos                      (Apoc. 4:4; 5:6)
·          “Seres vivientes”          (Ez. 1:5; 1:13; 1:15; Apoc. 5:14)
·          Hombres.                      (Gn. 1:26)

IV Existe una vieja discusión sementada en Génesis 6:1 y ss: 6:1 “Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,  6:2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.  6:3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.  6:4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y
también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.
Es evidente que la primera razón para asociar a estos “hijos de Dios” con los ángeles no se desprende de una lectura del libro de Génesis, pues en el libro de Génesis jamás se llama a los ángeles “hijos de Dios”, y cabe destacar que solo en Génesis la expresión ángel (15 vcs) o su equivalente, varón (8 vcs) aparece en total más de 23 veces. Es más bien la influencia del lenguaje general de la Escritura y en especial el libro de Job:
Job 1:6: Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.  4. Job 2:1: Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios  para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová.  5. Job 38:7: Cuando alababan todas las estrellas del alba,  Y se regocijaban todos los hijos de Dios? 
Es muy interesante el hecho de que, si bien el libro de Job por su ubicación en el canon de la Escritura sugiere falsamente que es posterior al Génesis, la mayoría de los eruditos concuerda en que puede que se trate del libro o de uno de los libros más antiguos de la Escritura. Por tanto, no sería descabellado que, si Job es anterior al Génesis, el autor de Génesis ciertamente esté usando esta frase como referida a los ángeles. Pero este sería el único apoyo para una doctrina que podría tener muchas ramificaciones para las cuales la Biblia no tendría no  tiene respuestas porque tampoco parece interesarle tal tema, por lo mismo nosotros, al margen de alguna curiosidad febril por saber cada detalle de los origen de las cosas, esta información es todo lo seguro que tenemos respecto al tema. Para una consideración más profunda sobre el tema de Satanás, los demonios y el reino de mal, véase Satanás.







































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tú opinión es muy importante, compártela. Te gustaría ser uno de nuestros editores, solo déjanos saber.