viernes, 21 de junio de 2013

Matías Ramón Mella

 

 

 COMPENDIO HISTÓRICO

Matías Ramón Mella (Santo Domingo, 1816 - 1864) Líder de la independencia dominicana. En 1838, dieciséis años después de que toda la isla de La Española fuera unificada bajo el dominio de Haití, Mella participó junto con otros patriotas dominicanos (entre los que cabe destacar a Juan Pablo Duarte y a Francisco del Rosario Sánchez) en la fundación de la sociedad secreta La Trinitaria, con el objeto de derribar al régimen del dictador haitiano Jean Pierre Boyer.

Posteriormente Mella entró en contacto con el líder opositor haitiano Charles Hérard, que a su vez encabezaba el movimiento La Reforma. Juntos consiguieron derrocar a Boyer en 1843, pero inmediatamente Hérard mandó a encarcelar a Mella en Puerto Príncipe (Haití).Sin embargo, en esta misma ciudad estalló una rebelión contra Hérard, quien sólo pudo dominarla con la ayuda de Mella y sus veteranos encarcelados, por lo que en agradecimiento los liberó.  

Mella y sus seguidores marcharon hasta Santo Domingo, se hicieron con la parte oriental de la isla, de cultura y lengua española, y declararon formalmente su independencia respecto de Haití, así como la proclamación de la República Dominicana, en febrero de 1844.

Se cuenta que aquella noche del 27 de febrero de 1844, cuando se encontraba reunido con otros conjurados en la puerta de La Misericordia, Matías Ramón Mella atinó a disparar un trabucazo ante la vacilación que amenazaba dar al traste con los propósitos independentistas. «No hay tiempo de retroceder -parece ser que dijo-. Habremos de ser libres o morir, es la consigna. ¡Viva la República Dominicana!» Y enseguida disparó su trabuco. Posteriormente, los patriotas marcharon hacia el baluarte de San Genaro (hoy puerta del Conde), en donde otro patricio, Francisco del Rosario Sánchez, proclamó ante el mundo el nacimiento de la República Dominicana.

 

Al producirse el Grito de Capotillo (16 de agosto de 1863), ya muy enfermo, Mella ocupó la Vicepresidencia de la República del gobierno de la Restauración. En este cargo se mantuvo hasta su deceso en 1864.

 

 

 

II VISION DEL COMPENDIO HISTORICO

Matías Ramón Mella Castillo (25 de febrero de 1816 - 4 de junio de 1864) fue un militar, político y activista dominicano. Es considerado uno de los Padres de la Patria de la República Dominicana junto a Juan Pablo Duarte y Francisco del Rosario Sánchez. Posteriormente serviría como vicepresidente del país para el periodo 1863-1864.

Sus habilidades como estratega contribuyo de manera significativa para lograr la independencia dominicana poniendo fin a la ocupación haitiana, y es conocido por haber tenido la valentía de disparar su trabuco la noche del 27 de febrero del 1844 en la Puerta de la Misericordia dejando establecida la independencia del país.

Participó en los primeros pasos para restaurar el país después de que fuera anexado a España en 1861 por el terrateniente Pedro Santana.

INICIOS

Mella nació el 25 de febrero de 1816 en Santo Domingo. Hijo de Antonio Mella Álvarez y Francisca Castillo.

En 1835, a los diecinueve años, es nombrado encargado de la comunidad de San Cristóbal. Allí se dedicó también al negocio del corte de madera, actividad de la que se ocupaba Antonio Duvergé lo que supone que ambos se conocieron desde entonces. Mella era hábil con el sable y la espada.

 

Hacia 1836, Mella contrajo matrimonio a los veinte años con Josefa Brea, quien pertenecía a una familia importante del país, y con quien procreó 4 hijos: Ramón María, Dominga América María, Antonio Nicanor e Ildefonso. Aunque ninguno de los dos aportó grandes bienes al matrimonio, según un testamento del 5 de mayo de 1859. Al parecer adquirió sus bienes y propiedades estando casado, parte de ellos por vía hereditaria tras el fallecimiento de su padre en febrero de 1837.

CARRERA POLITICA

El 1 de marzo de 1844 se integró como miembro de la recién creada Junta Gubernativa Provisional durante la Primera República.

Para los primeros días de marzo parte para el Cibao como gobernador de Santiago y delegado de la Junta Central Gubernativa, se convierte en el jefe político y militar de la región más importante del país. Ostenta el rango de General del Ejército Nacional. Hace venir a José María Imbert, de Moca, y lo nombra su mano derecha en el mando militar.

Cuando comienza la Batalla de Santiago, Mella no se encuentra en el lugar del combate, aunque parte importante de los méritos son suyos porque dispuso las primeras instrucciones y escogió a Imbert como lugarteniente.

Cuando Faustin Soulouque invade el país, Mella se incorpora al ejército, destacándose en la Batalla de Las Carreras y termina siendo secretario de Pedro Santana. Luego de la renuncia del presidente Jiménez y electo Buenaventura Báez, en septiembre de 1849, es nombrado Secretario de Estado de Hacienda y Comercio.

 Con la enemistad entre Santana y Báez, Mella decide seguir al lado del primero. Mella siempre prefirió los ideales de Santana antes que los de Báez, pero la obstinación de Pedro Santana por querer anexar el país a España los enemistó para siempre. Entre 1849 y 1861, Mella rechaza y hace frente a Santana y su proyecto de anexión. Entre los cargos ocupados por Mella estaban, Comandante de Armas, Ministro de la Guerra, Gobernador de Santiago, Ministro Plenipotenciario y Enviado Extraordinario en Misión Especial frente al Gobierno español. En julio de 1856 se le encomendó preparar un proyecto de ley para organizar el ejército.

PARTICIPE DE LA TRINITARIA

En 1838, dieciséis años después de que toda la isla La Española estuviera bajo el dominio de Haití, Mella participó con otros patriotas dominicanos (más notablemente Juan Pablo Duarte y Francisco del Rosario Sánchez) en el movimiento clandestino La Trinitaria, una sociedad secreta con el objetivo de derrocar el régimen del dictador haitiano Jean Pierre Boyer.

No se sabe tampoco cuando conoció a Duarte pero, fundada La Trinitaria, se adhirió a ella en calidad de miembro mediante un comunicado, junto a Sánchez y Félix María del Monte. Duarte vio en Mella un discípulo de condiciones excepcionales y lo designó para substituir a Juan Nepomuceno Ravelo cuando éste fracasó en las gestiones que le encomendara, que consistía en llegar a un acuerdo con los dirigentes haitianos cuando se organizara el movimiento de La Reforma.

BATALLA INDEPENDENTISTA

De los fundadores de la República Dominicana, Mella fue el más adaptado a actividades militares y representó la expresión militante y decidida. Mella fue un gran conocedor de estrategias de batalla.

En enero de 1843 fue comisionado por Duarte para trasladarse a la villa haitiana de Los Cayos de San Luis, al sur de la isla, para hacer contactos con los revolucionarios reformistas adversarios del presidente Boyer.

Convocó e hizo posible una alianza entre los trinitarios y los reformistas haitianos que combatían contra Boyer. Esto trae como consecuencia que el 16 de enero de 1844 se firme el acta de separación, en la cual se proclama la necesidad de separarse de la opresión haitiana y se hace oficial la unión de liberales y conservadores. Durante la guerra de independencia ocupó la región norte para impedir la penetración haitiana.

 

 

 

Posteriormente Mella entró en contacto con el líder de la oposición haitiana Charles Hérard, y a su vez lideraba el movimiento La Reforma. Juntos consiguieron derrocar a Boyer en 1843, pero inmediatamente Hérard encarceló a Mella en Puerto Príncipe. Sin embargo, en esta misma ciudad estalló una rebelión contra Hérard, quien sólo fue capaz de dominar con la ayuda de Mella y los veteranos encarcelados a quienes liberó. Mella y sus seguidores marcharon hasta Santo Domingo, donde capturaron la parte oriental de la isla, y declararon formalmente su independencia de Haití y la proclamación de la República Dominicana en febrero de 1844.

Se dice que la noche del 27 de febrero de 1844, cuando se reunió con otros conspiradores en la Puerta de la Misericordia, Mella disparó su trabuco para acabar con las dudas que en ese momento amenazaban con llevar el movimiento al fracaso. Este hecho es conocido históricamente como "El trabucazo". Después del disparo, los trinitarios marcharon hacia el Baluarte de San Genaro (hoy Puerta del Conde), donde otro patricio, Francisco del Rosario Sánchez, proclamó al mundo el nacimiento de la República Dominicana.

GUERRA RESTAURADORA

Luego de declarada la independencia, Mella es quien proclama a Duarte como presidente de la Junta Central Gubernativa para evitar que algún partidario del colonialismo ocupara el poder. Por esta actitud Pedro Santana lo expulsa del país.

Mella regresa al país en 1848 amparado en la amnistía del presidente Manuel Jiménez. Al regresar se une a los conservadores junto a Pedro Santana, hasta que en 1861, ante la eminente Anexión a España, se une a los restauradores.

En agosto de 1863, se le confiaron importantes misiones. Viajó al sur atravesando la Cordillera Central por Constanza, con el encargo de organizar las tropas restauradoras dirigidas por Pedro Florentino. Es designado Ministro de la Guerra y elabora el manual de guerra de guerrillas que dirige por medio de una circular el 26 de enero de 1864

 

DESENSO Y TESTAMENTO

Mella se desempeñaba como vicepresidente de la República Dominicana, y fue en pleno Grito de Capotillo cuando enfermó atacado de disentería ´´ Enfermedad infecciosa que se caracteriza por diarreas dolorosas con sangre y mucosidad e inflamación del intestino´´. Muriendo en Santiago el 4 de junio de 1864.

Fue enterrado envuelto con la bandera dominicana por petición de él mismo. Sus restos se encuentran junto a Juan Pablo Duarte y Francisco del Rosario Sánchez, en el Altar de la Patria.  Es considerado un héroe nacional en la República Dominicana. La Orden del Mérito de Duarte, Sánchez y Mella es nombrada parcialmente en su honor.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tú opinión es muy importante, compártela. Te gustaría ser uno de nuestros editores, solo déjanos saber.